Seguro que en innumerables ocasiones habéis notado los gemelos agarrotados después de un entrenamiento o una competición.  Por este motivo, en este artículo, queremos proponeros consejos para que os podáis realizar un automasaje en casa, descarguéis la zona de la pantorrilla y podáis afrontar una nueva sesión con las máximas garantías.

Para realizar estos masajes musculares os proponemos un producto post-competición, como los geles fríos o el Gel Recuperador con Árnica y Harpago, sin bien también podéis utilizar cualquier producto que propicie el deslizamiento de las manos sobre la piel, como el aceite. En OXD también contamos con una gama de productos de masaje profesional que podéis adquirir en TRAINING MARKET, al igual que nuestras cremas y geles musculares.

Paso a paso

  1. En primer lugar, podemos empezar con unos golpecitos a un lado y otro del gemelo para que este grupo de músculos de la pantorrilla se relaje. Para ello, será conveniente sentarse sobre una esterilla y colocar la pierna flexionada a unos 150º, esta posición facilitará el automasaje.
  2. Podemos seguir incidiendo en el tendón de Aquiles con movimientos longitudinales y transversales que aflojen esta zona.
  3. Posteriormente, abordaremos ya el vientre muscular, es decir, la zona que conocemos comúnmente como “gemelos”. Cabe destacar que es recomendable que los movimientos sean mayoritariamente ascendentes para estimular la circulación de la sangre hacia los ganglios linfáticos y el corazón. Además, debemos tratar de abarcar con nuestras manos todo el gemelo, sin perder el contacto ni pellizcar. Empezaremos con movilizaciones suaves para, progresivamente, aumentar la intensidad a medida que vayamos repitiendo los ejercicios. Éstos pueden realizarse con una mano o con dos, indistintamente. Sin embargo, para incidir en la zona central, donde acostumbra a haber mucha tensión, podemos colocar los dedos entre el vientre externo e interno del gemelo y subir apretando ligeramente mediante un movimiento continuo o  no.
  4. Finalmente trabajaremos la zona de la inserción del gemelo en el fémur, los cóndilos,  introduciendo el pulgar y realizando pases transversales. Conviene incidir particularmente en esta zona ya que muchas veces la tensión muscular se queda acumulada aquí y es donde más se notan las molestias y/o el agarrotamiento

¿Cuánto tiempo debe durar un automasaje?

Si dedicamos entre 5 y 10 minutos a cada gemelo será tiempo más que suficiente para descargar la musculatura y notar los resultados.

¿Qué conseguiremos con un automasaje en casa?

Un automasaje de descarga nos ayudará a mejorar la circulación de la sangre y el líquido linfático así como relajar la musculatura. Gracias al masaje el gemelo estará más blando y desaparecerá la tensión muscular progresivamente. Así, cuando queramos reemprender nuestra actividad física, el músculo podrá ofrecer un mayor rendimiento.

¿Cuándo no conviene realizar un automasaje?

Desde OXD recomendamos que siempre que sintamos molestias o algún pinchazo acudáis a vuestro fisioterapeuta de confianza ya que muchas veces se producen micro roturas u otros problemas que no se solucionarán con un automasaje y requieren tratamiento para no prolongar la lesión ni empeorarla.