Sensación de piernas cargadas, pesadez, falta de chispa, de velocidad. Seguro que estos síntomas no son extraños para ti y los has experimentado en más de una ocasión. Las sobrecargas se presentan de forma global y progresiva y suelen responder a un esfuerzo exagerado que conlleva la pérdida de rendimiento deportivo. Como norma general, una sobrecarga no conduce a la baja deportiva pero la sensación que produce esta lesión es incómoda, nos sentimos rígidos, poco flexibles y con dolor generalizado. Como tal, no es un problema grave y se debería resolver de forma fácil y rápida pero si no se trata correctamente puede dar lugar a lesiones más serias como las contracturas, las roturas musculares o tendinosas, tendinitis, etc.

¿CÓMO PREVENIRLAS?

Las sobrecargas vienen dadas en su mayoría por un exceso de entrenamiento. Debemos pensar que nuestro cuerpo no es una máquina y necesita periodos de descanso.Planificarnos correctamente la carga de los entrenamientos y los días de competiciónserá un factor clave para evitar sobrecargas musculares.
Por otro lado, debemos adaptar a nuestro perfil el programa de entrenamiento que llevamos a cabo. Rutinas, materiales y terrenos deben adecuarse a nuestras necesidades e incrementar su dificultad paulatinamente. Además, saber realizar correctamente un ejercicio sin forzar innecesariamente los músculos implicados u otros es vital para no padecer este tipo de complicaciones así como calentar previamente y realizar estiramientos antes y después.

Finalmente, una correcta nutrición e hidratación también pueden ayudarnos a retrasar la fatiga muscular. De hecho, tras una actividad física intensa, las reservas de glucógeno se agotan. Nuestro cuerpo es capaz de reponerlo por si solo pero tarda alrededor de un día en restablecer los niveles previos. Consumiendo ciertos alimentos como la fruta podremos ayudar a disminuir el tiempo de recuperación. En este sentido, un masaje con Gel Recuperador OXD post-competición será una gran idea para mantenernos alejados de las sobrecargas musculares.

¿CÓMO TRATARLAS?

Geles fríos y Gel Recuperador OXD

Cualquier sobrecarga, por leve que sea, nos puede sumergir en el ciclo del dolorsi no se trata correctamente. Para empezar debes ser consciente de que tu problema muy probablemente estará relacionado con una carga de entrenamiento superior a la que tus tejidos (sistema músculo-esquelético) son capaces de soportar así que la solución pasará necesariamente por el reposo.Durante este tiempo de descanso puedes aplicarte frío o realizarte auto masajes con Gel Frío OXD (disponible en versión suave e intensa) que te ayudará a que tu musculatura se tonifique y se relaje, recobrando el bienestar muscular. Tambiénpuedes alternar los masajes fríos con el Gel Recuperador OXD, muy recomendable ya que contiene extracto de Árnica y Harpagofito.